¿Cómo cotizar una torta?

Antes se solía proporcionar el precio a la torta basándose exclusivamente en el peso. Pero te puedes estar preguntando si se refiere al peso de la masa antes de ser horneada, al peso de la harina sola o al peso de la torta ya decorada. Hoy en día las recetas han variado y evolucionado, se ha innovado en relleno y decoración, e inclusive se presentan tortas más altas de lo habitual como tendencia.

Por todas estas razones, lo mejor es preguntar el precio de una torta informando a tu proveedor la cantidad de porciones que deseas, y esto dependerá específicamente de la cantidad de invitados a los que vas a servir las porciones. De este modo te aseguras que la torta alcance para todos los asistentes, además que te ahorras imprevistos innecesarios.

Como alternativa, también se tiene la opción de usar maquetas. Una maqueta es un modelo que luce exactamente igual a una torta. Está hecha de tecnopor (poliestireno expandido) y se puede cubrir con decoración, generalmente de fondant. Las maquetas sirven sólo como decoración en la mesa y el proveedor te indicará si la vende o da en alquiler. No recomendamos el alquiler de este tipo de producto ya que generalmente son maquetas de exposición que llevan cierto desgaste y suciedad y además los precios son desproporcionados en la mayoría de los casos. La mejor opción es contratar una maqueta a medida para poder conservarlo posteriormente.

La decisión por una torta real o maqueta, dependerá del presupuesto que tengas asignado.

Te invitamos a que revises el formato de cotización de Tortas de Laura,

Deja un comentario